Los mohos son hongos microscópicos que se alimentan de materia animal o vegetal como carnes, quesos, frutas, vegetales y panes, etc.

Lo que se ve de color verde, azul, blanco, gris o marrón son sólo las esporas de esas decenas de miles de hongos diferentes, por debajo hay tallos y raíces, que crecen en el alimento.

¿Es seguro retirar el moho y comer lo que queda?

Depende. Algunos tipos de moho son más peligrosos que otros.

Las micotoxinas son producidas sobre todo por mohos que crecen en los granos y las nueces, aunque también pueden estar presentes en otros productos como el apio, el jugo de uva y las manzanas. Las micotoxinas más peligrosas son las llamadas aflatoxinas, que son cancerosas, son producidas por hongos del género Aspergillus que crecen sobre todo en el maní, pero también se pueden encontrar en nueces de Brasil y almendras.

Por otro lado la patulina, otro tipo de mitocoxina, también se puede encontrar con frecuencia en manzanas y jugos de manzana no fermentados.

En términos muy generales, se podría decir que los mohos verdes y blancos tienden a ser inofensivos, mientras que los marrones deberían ser evitados.

Pero hay excepciones: algunos mohos verdes o blancos sí pueden producir toxinas y no se pueden identificar o distinguir a simple vista. Por ejemplo, los mohos que se utilizan para la fabricación de quesos son seguros. Muchos son variedades de la vieja conocida Penicilina.

Entre los alimentos que recomiendan descartar están los fiambres, tocino, salchichas, carnes cocinadas, pasta, granos cocinados, yogures, mermeladas y crema ácida, el moho en las frutas y vegetales duros, con bajo contenido húmedo, como el repollo, los pimientos o las zanahorias, se puede retirar para consumir el resto del alimento. Recomiendan cortar al menos 2cm y medio alrededor y por debajo del moho.

En el caso de los quesos duros, también es seguro retirar la parte enmohecida y consumir el resto, sin embargo en el caso de los quesos blandos (cottage, queso crema) y los ya rayados, recomiendan tirarlo.

Por otro lado FSIS recomienda descartar los quesos que ya se hacen con moho, como el roquefort, azul, brie y camembert, si desarrollan mohos que no son parte del proceso de fabricación, porque pueden ser peligrosos.

FUENTE BBCimages (11)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 15 =