Estadios cada vez más vacíos, bajas audiencias en la televisión y la selección pasando por un mal momento. Mientras tanto, las acciones de televisión y los patrocinios se incrementan, los jugadores de alto nivel son mantenidos o repatriados y las expectativas relacionadas con la Copa del Mundo y la inaguración de nuevos estadios aumentan.

Este es el estado del deporte más popular del mundo en el llamado “país del fútbol”. Pero, ¿es cierto que Brasil sigue siéndolo?

Protestas

Las masivas manifestaciones ocurridas en estos días, cuyo detonante fueron las alzas del transporte en Sao Paulo y Río de Janeiro han generado un clima de tensión antes de la Copa de Confederaciones. En Brasilia y Sao Paulo, los manifestantes -en su mayoría del Movimiento de Trabajadores Sin Techo- protestaron contra los millonarios gastos para ese torneo que comenzó este fin de semana y para el Mundial de Fútbol 2014, cuando muchos brasileños no tienen casa.

Uno de los principales problemas del fútbol brasileño es la falta de público en los estadios, que se ha acentuado en los últimos años. En 2012, el promedio de asistencia al Campeonato Brasileño de Serie A (primera división nacional) fue de 12.983 espectadores por partido, 13% menos que el año anterior.

Mira la nota completa AQUI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − 16 =