La camioneta que se dirigía de Lima a Huánuco impactó con un ómnibus interprovincial de la empresa Junín en el kilómetro 21 de la Carretera Central en el cruce las vegas en La Oroya, lo que provocó la muerte de siete personas, entre ellas dos niños.


Los cuatro pasajeros de la camioneta, de placa C1P-748, murieron al instante, mientras que los otros tres perdieron la vida en el hospital de EsSalud de La Oroya, lugar al que fueron evacuados por la Policía de Carreteras en conjunto con los bomberos. Ellos y los otros heridos se encontraban atrapados entre los fierros retorcidos de los vehículos.
Según las primeras investigaciones, la camioneta conducida por Miguel Ángel Ramírez Cano (34) iba con excesiva velocidad y habría invadido el carril contrario, lo que ocasionó el fatal accidente.
El chofer del ómnibus, Pio Quispe, que manejaba de Satipo a Lima, no pudo evitar el impacto, se despistó y terminó empotrado contra un poste.
Los cuerpos de las víctimas fatales fueron trasladados a la morgue de la ciudad de La Oroya, mientras que los heridos continúan en el hospital de La Oroya. Su pronóstico es reservado ante la gravedad de sus heridas.
La lista de muertos que dio a conocer la policía es: Cirilo y Luciano Garay Rosas, Melissa Toledo Vásquez, Miguel Ángel Ramírez Carbo, Julia Villacorta Ruiz y los menores de iniciales A.L.V.R (4) y F.V.T (6).